martes, 27 de julio de 2010

Parlante, Parlante como un elefante...



Ya acabó el 2do. Encuentro Iberoamericano de Arte Sonoro "Parlante", y por ahora, no queda más que agradecer a las personas que hicieron esto posible, comenzando por Jorge Gómez y Amarilis Quintero de la ASRAV, seguidos de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el Centro de Arte Los Galpones y la Fundación Nuevas Bandas, cuyo Festival enmarcó éste espacio de contemplación sonora. Así mismo, merecen gracias extraordinarias los artistas José Iges y Concha Jeréz, que aparte de su participación artística, nos pasaron unos datillos súper sustanciosos en cuanto al arte sonoro, principalmente de arte radiofónico o radio arte en sus charlas durante toda la semana , como le decimos aquí en Venezuela. Gracias al equipo técnico que movió un montón de cosas durante la realización del encuentro: Yadira Peña, Marlin Velasco, Verónica Ramírez, Rubén D. Aranguren, Rommel Hervez y los panas de Rock&Folk Guillermo y José. Gracias a todos los artistas participantes por concederme el honor de presentarme en el mismo espacio. Para terminar, gracias al público que se acercó gentilmente a presenciar y escuchar las distintas propuestas artísticas que se presentaron durante el pasado fin de semana.


Fotografía: Marlin Velasco.

miércoles, 14 de julio de 2010

Pa' Maracay yo me voy..




En una visita relámpago a la Ciudad Jardín (Maracay, para los que no saben) presenté mi performance Pedir, cumplir, contar, progresar, dentro del marco del Salón Bicentenario de Arte Actual, que a su vez está en el marco del Salón Municipal de Pintura. El evento de los doscientos años obedecía a la intención de generar un espacio para manifestaciones como la instalación y la performance.

A modo de crítica, diría que vale la pena preguntarse cuál es nuestra referencia de arte actual. El término "Actual" podría o no ser compatible con el contenido de la muestra.Una buena sugerencia sería revisar las referencias existentes de eventos similares en el pasado dentro y fuera del país y abrirnos a lo que nos pueden enseñar. Para eso, es sano darle espacio al arte, para que la política no lo afixie. Creo que la intención es buena y también que la performance, así como otros medios, todavía debe abrirse paso, no sólo en los espacios oficiales, sino en la mente de las personas, en el gusto del público, en las calles, de manera similar a como los espacios oficiales también deben ganar su prestigio y respeto de los artistas participantes así como de los que visitan sus pasillos. Como es responsabilidad de todos, cada uno de nosotros pondrá su parte, y parte de "nuestra parte" (y que no valga ninguna redundancia) es la de opinar respetuosamente y la de escuchar de la misma manera la opinión de los demás, valorando el esfuerzo de los individuos y grupos.

Pedir, cumplir, contar, progresar.

Bueno, ésta quizás es la parte más interesante para los seguidores y detractores del blog: hablar de las performances. Para resumir y no dar detalles, una compañera de trabaja en FUNDACIS me ayudó pidiéndole dinero a los asistentes del evento durante todo el acto de inauguración. Al final, conté con un micrófono el dinero recibido, que fue un poco más de 100 Bsf. Mientras realizaba ésta última etapa, una torta con velas encendidas era iluminada con una linterna. Debo acotar que esta performance habría sido imposible de no haber sido por la ayuda desinteresada de Sonia, que se dedicó a pedir dinero a la gente para que yo pudiera finalizar la performance. ¡Gracias y saludos, Sonia!




Para finalizar, los registros que tanto nos hacen falta para saciar la sed de información, aunque ésta vez, mostrando algo distinto: los implementos usados en la acción justo después de que terminara. ¡Hasta el próximo post!


viernes, 2 de julio de 2010

Sobre la independencia y la trascendencia.

¿Se acuerdan de la sorpresa de la que les hablé? Pues, bueno, en señal de agradecimiento, he decidido subir las fotografías de las personas que dieron su donación para ayudarme a financiar mi viaje a México. A todos ustedes muchas gracias.













Cabe agregar, que si bien estos panas hicieron cada uno un sacrificio para ayudarme a cumplir esta meta, casi todos ellos son artistas que eventualmente necesitarán el apoyo de una institución pública o privada para que su obra trascienda y alcance su objetivo, que son las personas de aquí y del resto del mundo. Pero no basta con esperar a que recibamos el apoyo, ni con pedirle ayuda a los amigos. Nosotros debemos tomar el volante de nuestras soluciones y fundar los cimientos del futuro artístico en Venezuela, sobretodo en este momento aciago que vive el arte en nuestro país. Por ahora, sólo les digo ¿Qué tal si defendemos nuestras instituciones? ¿Qué les parece si nos organizamos? ¿Qué tal si empezamos ya? Se aceptan sugerencias...